Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


1 



Nueve veces no 



Éxodo 4-10; Patriarcas y profetas, págs. 262-285. 



i 



Iguna vez haz hecho algo malo y has 
t>^S tenido que regresar para enfrentar a la perso- 
na? Si es así, comprenderás cómo se sintió Moisés. 
Había huido de Egipto después de matar a un hom- 
bre. Ahora Dios le dijo que regresara. El antiguo 
Faraón había muerto. Pero habría otros que recorda- 
rían lo que había hecho. Moisés tuvo que confiar en 
Dios completamente. 



}á 



oisés hizo un largo viaje de regreso a 
J \ través del desierto de Madián hasta 
Egipto. En algún lugar del desierto su hermano 
Aarón vino para encontrase con él. -Dios me ha 
enviado para ayudarte, -dijo Aarón. Juntos se 
presentarían ante el Faraón. 

Después de la reunión con los líderes israeli- 
tas Moisés y Aarón fueron al palacio del Faraón. 
Moisés habló valientemente. -Tengo un 
mensaje de Dios para 




ti. Dios dice: "Deja ir a mi pueblo al desierto para 
que celebre una fiesta en mi honor. 

-¿Quién es este Dios? Yo no lo conozco. Y 
no dejaré ir a los israelitas, -contestó el Faraón. 
-Deja ir al pueblo. De otra manera Dios res- 
ponderá con plagas o la espada, -dijo Moisés. 

Pero Faraón se negó y echó a Moisés y 
Aarón. Luego dijo a los capataces que hicieran 
trabajar más duro a los israelitas. 

Cada día el Faraón iba a adorar al río Nilo. 
Dios envió a Moisés al río. Allí, Moisés le dijo al 
Faraón: -Si no escuchas a Dios y dejas ir a los 
israelitas, sucederá algo terrible. El agua se con- 
vertirá en sangre. Todos los peces morirán. El 
Faraón se negó. Entonces Moisés extendió su 
vara, y el agua del río se volvió sangre. Pero el 
Faraón se negó a cambiar de idea. 

Siete días después Moisés volvió a pedirle a 
Faraón que dejara ir a los israelitas a adorar a 
Dios. De nuevo el Faraón dijo "No". 

Moisés respondió: -Esto es lo que dice 
el Señor: "Enviaré una plaga de ranas. 
Estarán por todas partes, en tu cama, en tu 
comida, en tus alcobas". ¡Y así sucedió! ¡Las 
ranas aparecieron por todas partes! 
Faraón mandó llamar a Moisés. 
-Quítame estas ranas, y yo dejaré ir a los 
israelitas, -prometió. Pronto grandes mon- 
tones de ranas muertas cubrían el país. 
Pero tan pronto como murieron las ranas, 
Faraón cambió de idea. 

Otra vez Dios envió a Moisés ante el 
Faraón. De nuevo el Faraón dijo no. Y 
Moisés prometió: -Dios enviará una plaga 
de mosquitos. 

Pronto los mosquitos estaban por todas 
partes, molestando a las personas y a los 



Mensaje: 

Adoramos a Dios cuando confiamos 
en él en cualquier situación. 



Versículo para 
memorizar: 



animales. Los consejeros de Faraón dijeron: 
-Este es el dedo de Dios. Pero Faraón no los 
escuchó a ellos tampoco. 

Entonces Dios dijo a Moisés que fuera con 
Faraón cuando adoraba sus dioses en el río. 
Moisés le volvió a pedir. Pero el Faraón todavía 
se negó. Así que Moisés le entregó otro mensaje. 
-El Señor enviará enjambres de moscas. El aire 
se oscurecerá con ellos. 

Y sucedió así como Moisés dijo. Así que 
Faraón mandó traer a Moisés y dijo: -Voy a 
dejar ir al pueblo, sólo que no vaya lejos. Pero 
tan pronto como las moscas desaparecieron, el 
Faraón cambió su forma de pensar otra vez. 

Moisés fue de nuevo al Faraón. -Si continúas 
negándote a dejar ir a mi pueblo, -dijo-, todos 
tus animales se enfermarán y morirán. AI 
siguiente día el ganado de los egipcios murió, 
pero el Faraón todavía siguió negándose. 

Enseguida, Dios le dijo a Moisés que lanzara 
cenizas al aire delante de Faraón. Lo hizo, y a 
todos les empezaron a brotar úlceras dolorosas. 
Sin embargo Faraón seguía sin escuchar. 

Entonces Dios dijo a Moisés, -di 
a Faraón que deje a los ir israeli- 
tas o Dios enviará una terri- 
ble tormenta de granizo. 

Cuando vino la tor- 
menta, el Faraón se 
asustó. Mandó traer a 
Moisés y dijo: -Dejaré 
ir al pueblo. Sólo ruega a 
Dios que detenga la tor- 
menta. Pero cuando la tor- 
menta se acabó, el Faraón 
cambió su forma de pensar 
otra vez. 



"Bendeciré al Señor 
con toda mí alma; 
bendeciré con todo 
mi ser su santo 




Dios ) nombre' 

envió dos } (ga(moI0 3:; 

plagas más. 

Vinieron las 

langostas y se comieron todas las plantas. Tres 

días de tinieblas atemorizaron a los egipcios. 

Pero el Faraón seguía negándose a dejar salir a 

los israelitas. 

Nueve veces envió Dios plagas sobre 
Egipto. Los egipcios adoraban al río Nilo y a 
las criaturas que habían sido afectadas con las 
plagas. Dios les probó que sus dioses no po- 
dían ayudarlos. 

Nueve veces Dios le dio la oportunidad de 
reconocer que el Dios de los israelitas era el 
verdadero Dios. Y nueve veces el Faraón lo 
rechazó. 

Nueve veces Dios les demostró a los israeli- 
tas que él era su Dios. Que ellos podían confiar 
completamente en él. ¿Cómo lo supieron? A tra- 
vés de todas las plagas, Dios los mantuvo sanos 
y salvos. Ninguno de sus sembrados fue 
destruido. Ninguno de sus animales 
murió. Nunca estuvieron en tinie- 
blas. Nunca fueron molesta- 
dos por las ranas, los mos- 
quitos, o las moscas. 
Dios cuidó de ellos a 
través de todo esto. 

Dios cuida de noso- 
tros de esa misma 
manera. Él nos protege 
no importa dónde este- 
mos. ¿No es un Dios 
maravilloso? 



'i^AJJL A JL o. 



D OJM 1\H&0 



V EJE' R) 

J -J J J Moisés hizo un largo viaje de regreso 

por el desierto hacia Egipto. ¿'Qué necesitarías 

para un viaje a través del desierto? ¿Cuál es y 

dónde está el desierto más grande del mundo? 

WuW^J^ Dibuja una cara feliz y escribe tu 
versículo de memoria en ella. Ponía donde la pue- 
das ver cada día. Úsala para ensenar el versículo 
a tu familia durante el culto hoy. 

w !}JW U vJ agradece a Dios por el sol y la lluvia. 

J <J U (v L eaM y comenten Éxodo ?:! al W durante 
el culto familiar. ¿Qué clase de ranas viven cerca de uste- 
des? Haz un sonido como el que hacen las ranas. También 
ensena a tu familia a croar como ranas. Háganlo juntos. 
¿Cómo habrá sido con los millones de ranas en Egipto 
croando al mismo tiempo? 

^JJJ& Juega a saltar como rana con tus ami- 
gos, hermanos o hermanas. 



J -J J J Durante el culto lean y comenten Éxodo 
7:? al 24. ¿Qué pasó cuando Moisés y Aarón fueron 
a ver a Faraón? ¿i es posible, compartan algún jugo 
rojo. ¿'Qué pasaría si lo derramaras sobre algo blan- 
co? ¿le gustaría lavar en agua roja? 



J J J^J Busca un palo largo que pienses que 
se asemeja a una serpiente. Llévala al culto y expli- 
ca lo que pasó con la 



vara de Moisés. 

9tA)VD 

Agradece a 
Dios por el 
agua para beber. 



En 

Egipto llueve sólo Z pulga- 
das (5 cm) al año, así que nunca 
antes nadie se había imaginado 

una tormenta de granizo 



Ju J^ Agradece a Dios por los peces en el 
mar y los animales que hizo. ^^^^^ 



L)EJE)R) 
www ^ Durante el culto de hoy lean 

y conversen sobre Éxodo Z.ZO al 30 y 4:1 al 7. ¿Cómo se 

siente que los moscos estén cerca de los ojos? ¿Puedes 

dibujar unos ojos y moscos en ellos? 

W^yly V (y pararse espalda con espalda con alguien de la 
misma altura y peso. Apoyarse uno en el otro y sentarse espalda 
con espalda sobre el piso. ¿Pudieron confiar uno en el otro? 

WuJWWw p IC ( e a tus padres que te cuenten alguna de las 
ocasiones cuando confiaron en Dios. 







n 


c 






f-K^^^2¿__j 







! 

L E 


. ~~"P 


mT 


]J_ 


[3 



9tMm 



Ora para que puedas aprender a confiar más en Dios. 



pmütmvv un*.** 

Éxodo <\:Z al 35 con tu familia. Salgan 
juntos al patio y lancen un puñado de 
tierra al aire. (Asegúrense que ninguno 
esté parado cerca). 

WJmJJtSJ Busca una lámpara de 
mano y enciéndela y apágala en un 
cuarto oscuro. Investiga las causas de 
los relámpagos. 

• h) 0) U D Haz UMa | ¡§ ta de las 
cosas que te dan miedo. Ora para 
que Dios te ayude a confiar en él en 
esas situaciones. 



Ulí_vj_J- 



• 9) M) !) A) ©# IJ © Lean y comenten Éxodo 10 
durante el culto familiar. Coloca algo de arena en un 
recipiente poco profundo. Recolecta algunas ramas y 
piedras. Entonces crea una escena que parezca como 
que las langostas se comieron iodos los vegetales. 

™ ^vJ ^J ÍL/ y §a UM cu b re j 0§ durante tres 
minutos y trata de caminar alrededor de la casa. 
¿'Necesitas ayuda? 

WJwJJtSJ Cuenta el número de luces que 
hay en tu casa. Agradece a Dios por la luz. 



L^JLJL-OJJLl 



™ ^ -^ ^ ^ Repasa con tu familia todas las 
plagas remedándolas o cov\ una pantomima. Ve 
quién es el primero que reconoce qué plaga 
es. Pide a cada persona que diga lo que signi- 
fica confiar en Dios. 

• WA)R*IJR) Dlfla „ 6lwsícul0 

de memoria juntos. ¿Realmente lo deseas ? 

W^JkJU'V Canta himnos de alabanza y 
agradecimiento a Dios por proteger a tu 
familia. 



£> 



MUTUO 



I instrucciones: Encuentra las siguientes palabras: 

Sangre, moscas, langostas, hervor, sapos, 
oscuridad, granizo, ganado, jején. 







































L 


X 


M 


O 


$ 


C 


A 


$ 


H 


X 






A 


Ñ 


6 


Q 


O 


Y 


M 


C 


E 


A 






N 


R 


R 


W 


$ 


A 


N 


G 


R 


E 






G 


W 


A 


F 


C 


Z 


X 


l< 


V 


L 









K 


N 


F 


U 


$ 


A 


P 





S 






S 


P 


1 


U 


R 


G 


M 


A 


R 


F 


■ 




T 


C 


Z 


J 


1 


P 


X 


U 


R 


V 






A 


C 


O 


H 


D 


R 


W 


C 


$ 


Z 






$ 


X 


M 


l< 


A 


J 


E 


J 


E 


N 






¿ 


A 


N 


A 


D 





B 


P 


L 


Ñ